Hace mucho tiempo que no escribo en español. Hoy en día, tengo otros proyectos lingüísticos que son portugués y alemán. Así que, español no es mi prioridad numero uno actualmente. Todavía, me gusta un montón este idioma y, de verdad, lo echo de menos.

Por eso, hoy me gustaría mejorar la situación escribiendo mi historia de aprendizaje de español. Además, tengo una buena razón para hacerlo. Hace exactamente un año que empecé a aprenderlo. Así que hoy hablamos de uno de mis idiomas favoritos, del español.

¿Cómo todo empezó?

La idea de aprender español me llegó ya hace muchos años. Aún antes de que empezara a aprender italiano y francés. Lógicamente, quería aprender español porque es el idioma que tiene más influencia en el mundo, después del inglés (no considero el mandarin así de importante porque se habla solamente en China). Otra razón era simplemente porque me gustaba como suena.

En aquella época, ocurrió algo que cambió un poco la dirección de mi vida. Era mi primer viaje por Europa. Lo que pasó es que estuve principalmente en Italia y este país me afectó de tal manera que me enamoré de la cultura e idioma italianos. Así que, tuve que posponer mis estudios de español.

Después, cuando alcancé más o menos un  buen nivel en italiano, aún era pronto para empezar un nuevo proyecto lingüístico. Pero otra vez, resultó que no era español. Es que quería entrar en la carrera de las relaciones internacionales y para hacerlo tenia que aprender francés.

Así que durante casi un año estuve ocupado estudiando francés, siempre pensando en el español. Por supuesto, amaba aprender  italiano y francés, pero el español no me dejaba en paz, por así decirlo.

Así, estuve estudiando francés por meses y antes de empezar a aprender español, quería primero llegar a un buen nivel de fluidez en francés. Pero estaba tan motivado e impaciente por aprender español que no podía esperar más.

Un buen día, empecé a estudiarlo y desde entonces hasta ahora, no he perdido el contacto con la lengua más de una semana. Así, el español se ha convertido en una parte integrante de mi vida diaria.

¿Cómo aprendí español?

El hecho de que antes de comenzar con español, había aprendido italiano y francés me ayudó muchísimo. Me tomó solo un par de semanas llegar a un nivel en el qual ya podía comunicarme con la gente, aún en una forma básica. Entonces, empecé a disfrutar de la lengua desde el primer día.

Básicamente, no estudiaba la gramática. En vez de eso, he hecho todo lo posible para sumergirme completamente en el idioma. Así, unos meses después, mi español se convirtió en una lengua dominante en mi cabeza. O sea, cada vez que hablaba en italiano, involuntariamente utilizaba unas palabras españolas.

No vivo en un país hispanohablante, mis estudios universitarios no tienen nada que ver con el español y tampoco  trabajo con este idioma. A pesar de todo eso, he creado un entorno artificial, por así decirlo, que me permite desarrollar y mantener mi español de manera bastante regular.

Lo que hago es, antes de nada, escuchar los podcasts en español y ver los videos en youtube. En cuanto a charlar con la gente en español, no lo hago muy a menudo. Por lo tanto, mi español está ahora en modo reposo. Lo entiendo muy bien, pero necesito hacer un poco de esfuerzo al escribir y hablar.

Conclusión

Gracias al español, aprendí muchas cosas sobre España y América Latina. Tuve la oportunidad de comunicarme con muchos hispanohablantes ambos de España y América. Tengo que decir que nunca he desarrollado una mala impresión sobre ellos. Todo el mundo que conocí fue amistoso, alegre y especialmente muy sociable.

El español da acceso al mundo magnífico, el mundo hispano. Y no excluyo la posibilidad que algún día vaya a un país de habla hispana. Entonces, me concentraría al cien por cien en el español.

Si también has aprendido español, cuéntame tu historia en los comentarios. Si no, te aconsejaría que aprendas este idioma. El español, sin duda, no resultará inútil.

Si te gusto este artículo, lea también mi historia de aprendizaje 4 idiomas en 2 años.

¡Y no te olvides de suscribirte para mantenerse en contacto!